Buscar en UBUWorldCat:

Búsqueda rápida en UBUCat:

Experiencia erasmus (por Sandra Rueda Sagredo)

¡Hola a todos!

Soy una antigua alumna de la Universidad de Burgos que realizó su erasmus en la ciudad de Gante, Bélgica. Elegí este destino, porque unas compañeras habían estado el año anterior y me lo requeterrecomendaron, así que me fui para allá con otros tres alumnos más de nuestra universidad.

Llegamos a Bélgica a finales de septiembre, aunque ya había estado en julio para llevar cosas, ver el piso y demás. Mis primeras impresiones no fueron muy positivas que digamos: mi piso era un desastre, viejo, sucio…vamos lo tenía todo; los primeros días nos los pasamos comiendo kebabs y hamburguesas porque no se podía hacer nada en la casa, hasta que no lo limpiáramos todo a fondo. Pero bueno, poco a poco fuimos adecentando la casa, haciendo nuestras primeras compras en el super y nuestros pinitos en la cocina.

En cuanto a nuestros primeros días por la universidad, fueron más bien papeleo que otra cosa; al principio no sabíamos si habíamos venido a hacer un erasmus o un máster en administración, porque hay que hacer papeles para absolutamente todo: asignaturas, tarjeta de estudiante, alquiler de bicis, cursos de idiomas, registro en la ciudad…

Una vez que tuvimos nuestra bici y nuestra tarjeta de estudiante, la ciudad se rindió a nuestros pies. Si eres estudiante aquí, es la leche: descuentos, promociones y un montón de privilegios; o al menos eso nos pareció a nosotros.

La ciudad de Gante es práctica, alternativa, con una increíble historia a sus espaldas, llena de gente joven, bicicletas…Es perfecta para un erasmus, con sus 80000 estudiantes y un total de 250000 habitantes. El ambiente durante la semana es increíble, el simple hecho de salir a la calle y ver a cientos de estudiantes montados en sus bicis te llena de vitalidad. Todos y cada uno de sus habitantes son políglotas, por lo que si sabes un poco de inglés te puedes desenvolver sin ningún problema, a pesar de que las lenguas oficiales en Bélgica son francés, neerlandés y alemán. Es sorprendente la facilidad con la que los belgas cambian de una lengua a otra, pueden estar hablando en inglés y cambiar sin pensar al francés o neerlandés, algo que a mi me impresionó increíblemente y que me sigue impresionando.

En cuanto a nuestras clases en la universidad, la verdad es que nos quedamos un poco alucinados cuando llegamos, ya que aquello era como United Colours of Benetton. Nuestro máster era internacional y todo el mundo era extranjero: africanos, asiáticos, americanos, europeos… La experiencia fue muy gratificante y enriquecedora, ya que no sólo conoces la cultura del país, sino también la de otras partes del mundo. Otra de las ventajas es que el máster fue íntegro en inglés, debido a su carácter internacional, aunque he de decir que a algunos compañeros de otras facultades que tuvieron que seguir las clases en neerlandés, la verdad es que no les resultó fácil. En todas las asignaturas nos proporcionaban de antemano los apuntes redactados en inglés lo cual facilitaba el seguimiento de las clases. Las asignaturas, a pesar de ser un máster en ciencias experimentales, eran puramente teóricas, apenas había prácticas y las que había eran muy básicas en comparación con las de la Universidad de Burgos.

Los exámenes no fueron nada fáciles, eso de que por ser erasmus te facilitan aprobar, aquí no es cierto en absoluto. Tuvimos exámenes orales, escritos, prácticos…de todo un poco, pero repito, nos lo tuvimos que currar bastante para aprobar ya que al ser un máster internacional el nivel exigido era el mismo para todos. Aún así, si leéis esto, no rechacéis la opción de Bélgica como destino erasmus por ello, ya que la satisfacción personal y el nivel de aprendizaje alcanzado es mil veces mayor que en otros destinos, lo cual te enriquece personal y académicamente.

Si tuviera que resumir mi experiencia, la verdad que no tendría palabras para expresar todo lo vivido a lo largo de este tiempo. Es una experiencia única, inolvidable, que te cambia la vida por completo, abre tu mente y tu corazón a nuevas culturas y formas de vida que jamás hubieras imaginado. Durante este tiempo aprenderás que la amistad está por encima de todo y de todos, sin importar tu raza o color. Sinceramente creo que es algo que todo estudiante ha de probar a lo largo de su formación, no sólo por la gran experiencia personal sino también por la cantidad de puertas que se le abren en el mundo profesional.

Sandra Rueda Sagredo

One Response to “Experiencia erasmus (por Sandra Rueda Sagredo)”

  1. Javier dice:

    Qué bien redactado, erasmus me parece una experiencia genial!!