Buscar en UBUWorldCat:

Búsqueda rápida en UBUCat:

Bibliotecas 3D

Parecía muy novedoso aquello del 2.0: bibliotecas 2.0, internet 2.0… Pues bien, algo aún más nuevo le arrebata su estrellato: la impresión 3D.

En la industria se conoce desde hace más de una década la impresión en 3D. Estas prodigiosas, casi mágicas, impresoras son capaces de producir un objeto mediante la extracción de capas sucesivas a una base material, creando, como si la impresora fuera un escultor, el producto resultante, el output. Si para realizar su cometido, la impresora clásica necesitaba un archivo de texto o de dibujo, exactamente igual les sucede a las impresoras 3D, que también requieren un archivo… creado por alguien (el asunto de los derechos de autor resulta tan espinoso en el ámbito tridimensional como en el bidimensional).

Hay algunas bibliotecas que se han decidido a asumir este como un servicio más a los usuarios y han adquirido el equipamiento necesario. Por ejemplo, la Fayetteville Free Library (Nueva York) acoge el FFL Creation Lab, el area de trabajo que pone a disposición de sus usuarios una impresora 3D. Igualmente, las bibliotecas de la Dalhousie University (Canadá) ofrecen el uso de una impresora 3D a cambio de una tarifa.

¿Que por qué a la biblioteca se la ha de dotar con este servicio? Los hay (Lankes) para quienes lo esencial de la biblioteca no es la colección, sea esta del carácter que sea, sino la generación de conocimiento. Desde este punto de vista, por tanto, la impresora 3D no sería sino una herramienta, como lo puedan ser los lectores de microfichas, o las impresoras clásicas.

Con estos chismes las bibliotecas se convertirían en fábricas de sueños, y esta afirmación no sería ninguna metáfora.

Fuentes:

Bruce Massis, (2013) “3D Printing and the Library”, New Library World, Vol. 114 Iss: 7/8

FFL Creation Lab (Fayetteville Free Library)

3D Printing (Dalhausie University)

Comments are closed.